Blogia
vocessusurrosrumorygritos

homenaje a watanabe, diversos autores

 

José Donayre
xv


antes de volverte estatua de sal
te has abierto paso
entre algas y recuerdos
por eso huiste
sin dejar la nota sobre el espejo
o derramar la leche
sobre la mesa de la cocina

sin embargo, las hojas de afeitar
son el yo poético
de una tarde acalambrada
mis náuseas
y tu bochorno
ante el fantasma de un semáforo
la taza medio vacía
los cajones sin tu ropa
mi maquillaje en tu cartera

hoy dormiré sola
como las últimas noches
con el teléfono a un lado, destrozado
con la espada de damocles
a falta de una cruz
pero antes un diazepán
una maldición
una caricia por mi entrepierna
la ventana sellada
la calle vacía
la luna menguante sin llave
el universo más frío que nunca
nada en tus ojos
la sal de tus lágrimas
el ácido de mi deseo

http://videopoemas.blogspot.com



Karen Bernedo
II

Trozo de barro
sombra atravesada de mediodía
recuerdo que soy breve por todos mis ángulos
rostro de barro
deformado por el vino
recuerdo que soy pan en todos mis labios
lluvia clara derritiéndose
desde el hueco de mis manos hasta el centro de mi cuerpo
trozo de sombra sobreviviente al silencio.

http://poeticasdelaresistencia.blogspot.com/2007/07/escribira-uste-esto-carolina.html

 
Héctor Ñaupari
Breve Impresión de Salamanca

Apareces invicta en las mesetas.

Ni siquiera la lluvia pedregosa ciega a quien te observa.

Tampoco el aire que parece quebrar el espacio que crean tus calles discretas
invadiéndolo todo, como un amor encontrado tras décadas
de dolorosa búsqueda.

Y es que de tanto escuchar el filoso repaso de las páginas de libros y volúmenes,
de tanto saber acumulado que desafía al polvo y al olvido,
tú misma, pálida ciudad, no te has abandonado a la humedad que reverdece la piedra de tus edificios infinitos,
ni a la perturbación de las mareas, que traen exiliados y náufragos de lejanos confines,
y sólo transcurres calma entre ellos,
como un tornado contenido en una bóveda de cristal.



Willy Gómez
Círculo Político

ese pozo de agua es un país inamovible
cerca narcotiza sus geranios y parece que tengo los ojos muertos
una elección más de alza y marcación a las ansiedades
anuncian sus armas y la forma tortura
desde el comercio te ganzúan la siembra ya
aquí el jardín para un ataque frontal se desplaza
y los silencios borran esa revelación de lo que no será nuestro al fin
solo el pozo de una palabra o
el balbuceo de un líder definiendo con sangre su recorrido
frente a los clásicos del domingo
del viernes al engaño del agua y la reserva del valle
institución de gremios que se encadenan y se cortan
la mancha oscura tiembla la siento es nueva
luz y promesa perdidas alrededores
nada accidental si nada termina más bien una interconexión
si abro camino al territorio limpio y me cruce
donde se fija una imagen superviviente
como este pozo o país que no defines
y que me asalta y no busco sino en mi cuerpo
en mi cabeza golpeada de símbolos y deseos
indistinto desde el reino que acrecienta el mal

 

Arianna Castañeda
Opiáceo

Sobre el rostro
el brillo celeste,
la vena que arde
y es tierrita
anaranjada y azul
que sube y da vueltas
y se mezcla con mis
cabellos
torrente sanguíneo
/anaranjado y azul/
el reloj se ha parado
o no hubo ninguno.

Ya había terminado



Salomón Valderrama

Un cuadrado desnudo para mi selva
Qué puedo hacer, no lo sé: mis deseos son dobles.
Safo de Lesbos

Tu rostro se erige maldito
Como son malditos los hombres sin rostro
Los que nos mandan la muerte
Los que inventaron en una palabra
La mano de dios

Tu rostro
Ese voraz argumento

Donde penetro
Cada vez que quiero partir más allá del penetrar solamente
A tu sexo jamás compartido conmigo
Por alguna vez haberte violado

Tu rostro
La febril marea que me sujeta
A regalar mi mano ensangrentada al ángel
Que será para ti ya la extraordinaria manera para atravesar
La ciudad vertida en el color de tu vagina
Afeitada con mis dientes
Negros de la ausencia
Ya que jamás estuviste tan perversa
Como en la ausencia de mi ubérrima calatés



Johnny Barbieri
XXXVIII

Aquella muchacha senil está colgada el martes
conocí su color oscuro
su tristeza subterránea
su corazón roto regado por el suelo
desempacaba equipajes de un viaje que nunca emprendió
sé que odiaba los espacios cerrados
la multitud estática desconocida llena de tribulaciones
los edificios que oscurecían las calles
Aquella mujer tenía la cabeza tirada en el suelo
nueces amontonadas al pie de un retrato familiar
flores que crecían sobre la alfombra descolorida
clavaba montañas con nubes negras y lluvias
.............................................que caían sólo para ella
encendía inciensos para crear bosques de humo
.............................................que se extendían por toda la tierra
la mujer que estaba muerta sacó su cuerpo de su catafalco
tomó su muerte y la aventó por la ventana.

 


Andrea Cabel
[eupatorio] o [hierba de ángel]

la luna caliente ad portas del amor.
seres llenos de pensamiento se reúnen a tu lado,
y con ellos, los ritos de sudor tras las esporas y los torbellinos de espinas.
playas de misterios, y flautistas, poetas, caminantes, astrónomos y magos
un ramillete de remedios para la pena y el sudor.
recuerdos despellejados por tu música de huesos amarillos,
eliges a la idea que me encarna y le ofreces los papeles de agua,
los mansos hígados que se dibujan cuando miras al cielo
cuando confundes a las ovejas con sus sueños.



Matilde Granados
4

Deseo caminar por la ciudad
con los pies descalzos
escribiendo poemas
y en cada paso mío
ir desprendiéndome una a una
de todas mis prendas.
Que sólo sea
la propia naturaleza
de mi piel la que me cubra.
Caminar riendo, despreocupada
del tiempo y de toda mi vida.
Hasta llegar a un jardín cualquiera
donde pueda estirarme cómodamente
y contemplar el quieto cuerpo de una flor.

 

Stanley Vega
SOLO QUIERO DESPUES DE MUERTO
vivir navegando en la memoria de un ave.
Alimentarme de insectos
en tanto recorra las ramas
de una estación cualquiera.
Despiojarme las alas.
Beber agua turbia de los charcos
pasada la lluvia
y cagar
cagar mientras vuelo
sin pensar en mi última lectura
o el sentido de mis huellas
dejadas en esta existencia.
Solamente olvidando,
olvidando esta terrible idea de ser humano.

envio: Britanico Abril Letras

Por lobogabriel - 24 de Abril, 2008, 8:51, Categoría: poesia 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres