Blogia
vocessusurrosrumorygritos

Cuando te das cuenta que estas vivo

Cuando te das cuenta  que estás vivo


De pronto te das cuenta de que estás vivo, de que existes. ¿Qué haces?
Intentas encontrar algún significado, algunas respuestas. Tienes muchas
preguntas, pero muy pocas respuestas. Muchas cosas que no entiendes y muy
pocas que comprendes realmente. Muchos problemas, pero muy pocas soluciones.
Y sin embargo, el tiempo es como una gran mano que no deja de empujarte.
Quieres parar, pero la mano del tiempo no te deja, ni siquiera un minuto. No
está permitido. Entonces, ¿qué haces?

Un día naciste, ahora estás vivo y un día tendrás que irte. Pero antes de
partir, tienes la oportunidad de alcanzar la plenitud. Ésa ha sido la
posibilidad que todos los seres humanos han tenido a través de la Historia,
y ahora es tu posibilidad.
¿Por qué deberías alcanzar la plenitud? La respuesta a esa pregunta está en
las escrituras de tu corazón. Ésas son las únicas escrituras para las que no
hace falta que sepas leer y escribir. La gente se expresa de formas
diferentes, pero lo que dicen es lo mismo. Todos somos seres humanos y, en
definitiva, todos tenemos la misma pasión. A fin de cuentas, lo que queremos
es sentir paz, sentirnos satisfechos, sentirnos felices. Queremos sentir esa
alegría interior, esa paz interior. Algo que no sólo viene y va, sino que
podemos decir que es nuestro.

¿Qué es realmente tuyo? Te aferras a tantas cosas: “Esto es mío”. Pero un
día desaparece y te preguntas qué ha pasado. ¿Qué es lo verdaderamente tuyo?
Algo que no te abandonará hasta el mismísimo final. Una cosa que es real, no
una fantasía, sino algo que no te abandonará nunca, vayas adonde vayas y
suceda lo que suceda. Ocurren cosas, hay tiempos buenos y malos. Los caminos
cambian de dirección. El mundo cambia en un instante y todo lo que pensabas
que era de una manera, ya no es así. Los sabios han llamado a esto “la gran
ilusión”, porque parece muy real. Así pues, ¿qué es lo que haces para
alcanzar la plenitud? Hay cosas que sacan lo mejor de nuestra naturaleza y
otras que sacan lo peor. ¿Cuál es tu naturaleza? ¿Eres amable? No hay duda
de que hay amabilidad en ti, y no hay duda de que también hay ira. No hay
duda de que en ti hay amor, y no hay duda de que también hay odio. Todo lo
que desprecias en otras personas está en ti, y todo lo que te encanta de
ellas,
también está en ti.


¿Qué es lo que se manifiesta? ¿La amabilidad o el odio? ¿Con qué estás en
contacto? ¿Estás frustrado y lleno de justificaciones o encantado de estar
vivo? ¿Estás frustrado intentando razonar dónde te encuentras en esta
autopista de la vida? ¿Intentando buscar respuestas a por qué ocurrió esto y
lo otro?

Todas las herramientas que necesitas para encontrar la plenitud están a tu
disposición. No estás incompleto, sino completo. Tu naturaleza es querer
sentirte satisfecho, y yo ayudo a la gente en eso. El mundo te ha preparado
para las preguntas; deja que yo te prepare para la respuesta.

El problema que veo en este mundo es que las personas están tan obsesionadas
con sus preguntas que, incluso después de obtener la respuesta, no quieren
soltar la pregunta. ¡Suéltala encantado cuando encuentres la respuesta!.
Reza para que la gratitud llene tu corazón.

Del mismo modo que el aliento no es permanente, los problemas de este mundo
tampoco lo son.
Tus problemas desaparecerán algún día porque son transitorios.
Lo único que es permanente por naturaleza son los sentimientos, emociones,
sensaciones que anidan en tu corazón.


Ser como un río que fluye

“Un río nunca pasa dos veces por el mismo lugar”dice un filósofo.
“La vida es como un río” dice otro filósofoy llegamos a la conclusión de que
esta es la metáfora más aproximada al sentido de la vida. En consecuencia
será bueno recordarlo.. ..

A] Siempre estamos ante la primera vez. Al recorrer el camino que va
desde nuestro manantial (o nacimiento) a nuestro destino (muerte), los
paisajes son siempre nuevos y deberiamos encarar todas esas sorpresa sin
miedos porque de nada sirve temer lo que no se puede evitar. Un río no deja
nunca de correr.


B] En un valle nos movemos más seguros, todo a nuestro alrededor es más
fácil... las aguas estan calmas.

C] Las márgenes de un rio son siempre fértiles. La vegetación nace donde
existe agua. El que entra en contacto con nosotros entiende que estamos allí
para dar de beber a quien tiene sed.


D] Hay que atravesar las piedras, el agua es más fuerte que el granito pero
necesita tiempo para atravesarlas y no dejarse dominar por los obstáculos.
Lo mejor es buscar dónde se encuentra una salida y seguir adelante.


E] Las depresiones de la tierra al llenarse de agua, necesitan de paciencia.
Si el río entra en un hoyo y deja de correr, la manera de salir es esperar
a que se llene y forme un lago que contemplar con alegría.


F] Somos únicos. Nacemos en un lugar destinado a nosotros. Comenzamos
nuestro curso de vida de forma suave, frágil, y como respetamos el misterio
del manantial que nos engendró y confiamos en su Eterna sabiduría para
convertirnos en rios, poco a poco ganaremos todo lo necesario para diseñar
nuestro camino.


G] Nacemos únicos, y prontamente nos iremos encaminando al encuentro de
otros manantiales, rios, afluentes de agua que nos hara fuertes y poderosos.
Y como dice la Biblia “todos los ríos van al mar.”




Pensamientos subjetivos para poder vernos a nosotros mismos desde fuera
actuando en el drama de la vida


Un patrón del pensamiento distorsionado causante de mucha ansiedades la
idea de que la infelicidad es el resultado de eventos y circunstancias
externas sobre las cuales no tenemos control.

En realidad el 99% de nuestra infelicidad no es causada por las situaciones
desagradables en nuestro medio ambiente, sino que es
creada internamente por nuestra reacción ante dichas situaciones
desagradables.

Hasta cierto punto podemos ejercer control sobre el mundo que nos rodea pero
sobre el mundo interno podemos ejercer total control.
La mayoría de las veces exageramos el significado y la importancia de las
circunstancias negativas o nos concentramos demasiado en ellas creando lo
que se llama una sobrereacción.

Debemos preguntarnos: "¿Este asunto por el cual me estoy preocupando ahora
será importante de aquí a cinco o diez años?" Si es importante debemos
planear o preocuparnos, pero si no lo es tal vez estemos dedicándole
demasiado tiempo a una preocupación que no es nada importante.
Si la respuesta es afirmativa puedo reconocer que soy libre para escoger y
decidir la forma mejor de enfrentar el problema, pero en pleno control de
mis estados emocionales.

Cuando estamos involucrados emocionalmente en un problema, nos cuesta
trabajo ser objetivos en cuanto a la realidad. Necesitamos
evaluarnos libres de apasionamientos y pensamientos subjetivos para poder
vernos a nosotros mismos desde fuera actuando en el
drama de la vida.



Yo también tengo discapacidad. ..

Discapacidad de amor:
porque sólo quiero a los que acepto,
cuando deberia, si no querer a todos,
aceptar las diferencias.

Discapacidad de raciocinio:
porque sólo "entiendo" lo que me place,
y aunque la razón no me pertenezca,
vivo en el "como si" de mis covicciones.

Discapacidad de comunicación:
porque creo que sólo lo mío es digno de ser oido,
y no abrir la cabeza y los oidos aceptando que
¡hay tanto meritorio e importante que escuchar!








Graciela E. Prepelitchi
"Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender."
Charles Dickens
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres